15 de mayo de 2011

Plantando zanahorias y chirivias y...... este blogger loco!!!

Blogger se volvió loco la semana pasada. Me borró (a mí y a miles de bloggers) los post publicados a partir del miércoles así como todos los comentarios.
Esta semana ando liadísima, además ahora madrugo para ir al  gimnasio a ver si me pongo en forma, me encanta, me sienta genial  pero por las noches tengo más sueño que ganas de trastear por internet así que no he podido volver a subir los posts perdidos.

Contesto a dos comentarios que no quería dejar escapar:

Xff... me comentaste un post antiguo.... no te imaginas la alegría que nos dio volver a econtrarte después de tanto tiempo... casi 5 años!! Si es que al final este mar es muy pequeño!  Este fin de semana te subo la receta de pan que me pedías con fotos, bien detallado... esperamos verte por aquí más veces, que mi pirata se alegró mucho de tu visita y te manda un fuerte abrazo.   Besos... de colores!!!

Robin... Sí que somos navegantes (o éramos pero creo que eso no se deja de ser nunca, tengo un amigo que dice que cuando la sal y el aire de mar te rozan ya no te desprendes nunca... ni quieres!! )... cuando conocí a Juli , él vivía en un barquito amarrado a puerto... ahí en plan bohemio jajaja..... y me vine a vivir con él a su barco y pasamos un año allí... fue una buena época... si vas post atrás verás fotos de nuestro "Intrépid" ya te explicaré nuestro paso del mar a la montaña!

Ale y ahora al lío... a plantar zanahorias jejeje...

Las zanahorias nunca se nos han dado del todo bien en Can Cigaleta. 
Primero  porque no acertábamos a escoger la mejor época para la siembra (lo que pone en el paquete es muuuuuyyyy orientativo jejeje). Y en segundo lugar porque la tierra de nuestra finca es muy arcillosa y tiene tendencia a compactarse mucho. El riego automático hasta ahora no lo hemos tenido instalado y funcionando eficientemente y esta tierra cuando se seca queda tan dura que es impensable que este tipo de plantas puedan desarrollarse bien...  Hemos cosechado zanahorias sí, pero de un tamaño irrisorio...

Ahora que hemos instalado el riego por goteo he decidido intentarlo una vez más.



La semana pasada llovió el sábado por la tarde así que aprovechamos que la tierra estaba blandita para pasar la horca y labrarla el domingo por la mañana. Quité los terrones más grandes y piedras del bancal

La horca se hunde unos 40 cms en el suelo así que sobre ese colchón blandito sembré mis semillas de zanahoria.
Como las semillas de zanahoria son oscuras y muuuy pequeñas, las mezclé con arena para que se pudiesen ver en el suelo y asegurarme de repartirlas uniformemente. Esto lo aprendí del blog de Miracebo.
Una capa de compost casero de la finca  y un riego con la regadera y el difusor (para que no se vayan con el agua las semillas y se compacten un poco con el compost)....
Las hemos sembrado entre cebollas por eso de las asociaciones beneficiosas...
Si después de tantos mimos no salen bien... ya sí que desisto.




Las semillas que tengo en la mano en la foto son las de chirivías, no zanahorias.

Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

quizas te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...